Federación Nacional de Biocombustibles

¿QUIÉNES SOMOS?

BIOACTUALIDAD

EVENTOS

NORMATIVIDAD

CONTACTO

BIODIÉSEL

ETANOL

FEDERACIÓN NACIONAL DE BIOCOMBUSTIBLES DE COLOMBIA

REDUCCIÓN DE EMISIONES CONTAMINANTES

CO2 34,0M Ton

MP 8,1K Ton

RESOLUCIÓN DE PRECIOS FEBRERO 2024

Etanol $15.573

Biodiesel $15.773

Energía Líquida Renovable

Los biocombustibles son energía líquida renovable que contribuye a la descarbonización del sector transporte en Colombia. Esta es el principal mensaje de nuestra IV Conferencia Internacional de Biocombustibles, realizada los días 26, 27 y 28 de abril en Cali.

Los bios en Colombia  
Actualmente, en el país se produce alcohol carburante (bioetanol) de caña de azúcar y biodiésel de aceite de palma, ambos importantes para avanzar en este camino hacia la descarbonización. Hoy, los bios reemplazan más de 20 mil barriles diarios de combustibles fósiles, diésel y gasolina, que se consumen en el país, y constituyen un apoyo fundamental para la seguridad y soberanía energética de Colombia.

Los biocombustibles (el biodiésel, bioetanol, SAF, diésel renovable, entre otros) se han convertido también en la alternativa de más rápida implementación para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en relación con los combustibles fósiles.  

El ex ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, destacó durante su intervención en Cali que Colombia no puede depender exclusivamente del petróleo, ya que el 42% del consumo de energía es del sector automotriz y el país espera tener 24 millones de vehículos en 2030, de los cuales 600 mil serían eléctricos. Entonces los biocombustibles se convierten en aliados para una movilidad más sostenible.

 

Los bios para descarbonizar la movilidad
Es claro que, para lograr un sector de transporte más sostenible en Colombia, la respuesta son los biocombustibles.  

El SAF, el diésel renovable y los biocombustibles marinos representan también una gran oportunidad para descarbonizar el transporte aéreo, marítimo y terrestre. Para el caso del transporte aéreo, por ejemplo, el combustible sostenible de aviación (SAF, por sus siglas en inglés) es la única solución disponible para que este sector cumpla con el objetivo de alcanzar la meta de emisiones cero establecidas para el 2050, tal como lo expresó Pedro de la Fuente, Gerente Senior de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), durante la Conferencia.  Y es que Colombia está listo para producir aceite vegetal hidrotratado (HVO, por sus siglas en inglés) y SAF en cantidades. En este caso, Ecopetrol, se encuentra adelantando un proyecto para montar la primera planta de Combustible Sostenible de Aviación y asegurar la mezcla del 5% y 7% que se proyecta en el mercado colombiano.  

Por otro lado, con el lanzamiento del primer vehículo híbrido en el país que se mueve con bioetanol 100% colombiano, realizado en el marco de la Conferencia, se reafirma el compromiso de seguir buscando alternativas para un mundo más sostenible. Consolidar el uso de mezclas superiores de biocombustibles, en este caso con el bioetanol de caña de azúcar, un producto 100 % colombiano que crece en los campos del país, se mitigan las emisiones de CO2 y de material particulado.

Los bios para la salud
Adicionalmente los biocombustibles disminuyen la emisión de material particulado, reduciendo los costos en salud pública asociados o la mala calidad del aire. En este sentido, según Ángela Tin, Directora de Iniciativas de Aire Limpio de American Lung Association y conferencista invitada, el uso de biocombustibles y sus mezclas pueden reducir la contaminación del aire en un 90% y beneficiar la salud de las personas.

En Colombia ya existen proyectos que además de mitigar el impacto del material particulado, generan beneficios económicos, y a la salud de las personas. Desde el 2018, en el Club de Biotanqueo más de 1.163 volquetas, camiones, tracto camiones, entre otras tipologías están utilizando mezclas voluntarias del 20% de biodiésel en diésel, denominadas B20, que han dejado de emitir más de 5 mil toneladas de CO2, lo que corresponde a sembrar un bosque de más de 400.000 árboles de acacias. En este sentido, se ha logrado reducir entre el 37% y 70% del material particulado, contribuyendo a la salud de la población.

Por otro lado, el biodiésel, de aceite de palma, tiene mayor lubricidad que el diésel fósil, por lo que extiende la vida útil de los motores, así como el bioetanol tiene un mayor octanaje, por lo que mejora el desempeño energético de la gasolina.  

Los retos de los bios
Para alcanzar estos beneficios, de acuerdo con Cid Caldas, Coordinador General de Azúcar y Alcohol del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil y Evandro Gussi, CEO de la Unión de la Industria de la Caña de Azúcar y Bioenergía (UNICA) de Brasil, se deben crear instrumentos regulatorios que puedan garantizar la producción de biocombustibles, lo cual sería un beneficio tanto para los productores, como para el gobierno y el mercado.  

Los biocombustibles no solo representan una oportunidad para la sostenibilidad de las regiones, sino también beneficios en salud, apoyo a la agricultura, la creación de empleos y el crecimiento en transporte, mencionó el vicepresidente de Asuntos Federales para Clean Fuels Alliance America, Kurt Kovarik durante su intervención en la jornada.  

Los Biocombustibles son energía líquida renovable, desde la agroindustria Colombiana a los motores de nuestras motos, automóviles, buses, camiones, tracto camiones, maquinaria amarilla, aviones y transporte marítimo, que con un marco jurídico adecuado pueden duplicar su participación en la canasta energética colombiana y con ello contribuir a la meta de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, al tiempo que mejora la calidad del aire que respiramos en nuestras ciudades. 

Sobre la IV Conferencia Internacional 
La IV Conferencia Internacional de Biocombustibles, acelerando la transición energética, contó con la participación de más de 455 asistentes, entre los que se encuentran conferencistas nacionales, internacionales, congresistas, delegados del gobierno nacional y más de 156 empresas.

En el marco del desarrollo de la conferencia, Gaia Servicios Ambientales estimó la huella de carbono, es decir, calculó la totalidad de los gases de efecto invernadero (GEI) emitidos directa o indirectamente en la ejecución de las actividades antes y durante el evento, ejercicio a partir del cual se determinó que el inventario de emisiones totales fue de 150,74 toneladas d CO2 que fueron compensadas a través de bonos de carbono generados por Bio D y Aceites Manuelita, hito que demuestra nuestra contribución en la adopción de prácticas sostenibles y apoyo a la transición hacia una economía baja en carbono.

Julia Miranda Londoño

Comisión Quinta Constitucional Permanente
Cámara de Representantes

 

Es una abogada bogotana que ha hecho toda su carrera en el sector ambiental. Se graduó de la Universidad Javeriana y tiene una especialización en derecho medioambiental de la Universidad Externado de Colombia

  • ¿Cuál ha sido su historia en el Congreso?

Mi prioridad en el Congreso ha sido la acción climática. En ese sentido, con varios senadores y representantes a la Cámara, lanzamos la Comisión Accidental de Bosques y Cambio Climático. una comisión interparlamentaria e interpartidista que busca construir herramientas sustentadas y útiles que nos permitan entender cómo desde el Congreso podemos aportar a la lucha contra la deforestación, como principal aporte al cambio climático. He sido coautora de varios proyectos cómo el reconocimiento del desplazamiento forzado por causas climáticas, una reforma a la ley 99 de 1993 para hacer efectiva la destinación de recursos para la conservación de recursos hídricos y la modificación del proceso sancionatorio ambiental. He sido ponente de proyectos cruciales que buscan responder a la necesidad histórica de contar con una definición útil y acotada, que permita identificar y gestionar los pasivos ambientales y dotar de instrumentos para que las acciones de las autoridades administrativas, y las prácticas de los actores relacionados con el sector ganadero, conduzcan a una ganadería libre de deforestación. Finalmente, he trabajado por la inclusión de criterios ambientales en proyectos estratégicos del gobierno nacional. Para el presupuesto general de la nación, propuse una adición de $769.000.000.000 de pesos, dirigidos a financiar los proyectos de inversión y funcionamiento del Ministerio de Ambiente, de Parques Nacionales, de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, el IDEAM, el fondo de compensación de las Corporaciones Autónomas, los institutos científicos. En la Reforma Tributaria, logramos fortalecer la destinación del Impuesto Nacional al Carbono y apoyamos al Ministerio de Ambiente en la creación del Fondo para la Sustentabilidad y la Resiliencia Climática -FONSUREC-. Finalmente, logramos meter un artículo en la ley de Paz total sancionada por el presidente Petro. En esta, propusimos que la paz total como política de Estado deberá comprender la paz con la naturaleza.

  • ¿Cuáles han sido los hitos que la han llevado a ser reconocida en el sector ambiental?

Mi trayectoria en el sector público ha estado enfocada a temas ambientales. Asumí como jefe de la oficina de manejo ambiental en el IDU en 1999. En 2001, asumí como directora del Departamento Administrativo del Medio Ambiente (DAMA) en 2001. En 2004, asumí como directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia. Serví 16 años en esta entidad, logrando declarar 17,4 millones de hectáreas y fortaleciendo la gestión de los Parques Nacionales Naturales en nuestro país. Ahora, como representante a la Cámara, espero poder seguir trabajando en legislación y control político para velar por el sector Ambiente y Desarrollo Sostenible.

  • ¿Cuáles considera que son los retos que tiene la transición energética en nuestro país?

Sin duda, el principal reto que tiene Colombia en materia de transición energética es poder establecer un equilibrio entre la promoción de energías limpias y la obtención de recursos económicos para mantener y fortalecer la política social y económica del país. Por eso, la Convención Marco de las Naciones Unidas, habla de un existe un principio internacional de “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. Todos los países debemos generar compromisos para mitigación y adaptación al cambio climático, pero NO todos de igual forma.
El país debe apostarle por reducir la deforestación y planear una estrategia de mediano y largo plazo para modificar la matriz energética colombiana.

  • ¿Cuál es el rol del legislativo en la transición energética?

Las leyes previas relativas a la transición energética y cambio climático han sido de iniciativa gubernamental, concentradas en la creación de instrumentos, establecimiento de metas y adecuación institucional para hacer frente al cambio climático. Uno de los retos que hemos identificado en la tarea legislativa es la necesidad de trabajar para eliminar las barreras que tiene la acción climática, y en especial las instancias de decisión y financiación para proyectos de transición energética. Particularmente, podríamos hablar de cuatro grandes retos: a) Superar la barrera de la coordinación para la acción climática incluyendo al sector privado, b) Adecuar los arreglos institucionales para potenciar la economía forestal, c) Fortalecer los mecanismos de alianzas público privadas para la acción climática, incluyendo mecanismos para avanzar en proyectos de transición energética y d) Corregir las fallas de mercado, logrando incentivos de mercado que acerquen la demanda y la oferta en la financiación de la acción climática. Se puede pensar en propuestas como la creación de banca de segundo nivel para financiar proyectos. También otras instancias que ayuden en la estructuración de proyectos estratégicos que puedan convocar financiación público-privada.

  • ¿Qué desafíos y mensajes le dejó nuestra IV Conferencia Internacional de Biocombustibles?

Una de los principales mensajes que dejó la conferencia es el potencial que tiene Colombia en materia de biocombustibles. Entre 2 y 7 millones de hectáreas son aptas para la producción de biocombustibles actuales (Biodiesel y Bioetanol) también de nuevas generaciones como el SAF, o el diésel renovable, a partir de caña de azúcar, palma africana, el aprovechamiento de biomasas residuales y otras tantas. Aprovechar ese potencial es clave, todo aquello que le permita a Colombia cumplir sus metas en materia de cambio climático.

  • ¿Qué mensaje quisiera compartir con nuestros lectores?

El mundo está enfrentando una crisis climática sin precedentes. Colombia y el mundo está rezagada en el cumplimiento de las metas en cambio climático. En términos globales, no se está cumpliendo las metas comprometidas en el Acuerdo de París. Colombia también está lejos de cumplir sus metas de mitigación, tales como la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero en un 51% para 2030, reducción de emisiones de carbono negro en un 40% para 2030, alcanzar al carbono neutralidad para 2050 y llevar la deforestación neta a 0 para 2030. Por eso, es fundamental contar con una institucionalidad fuerte y articulada para afrontar la crisis climática, que promueva proyectos estratégicos que le apunten a la reducción de emisiones, entre ellos aquellos que promuevan a los biocombustibles como una de las principales soluciones para enfrentar el cambio climático.  

La isla ‘todo en uno’: energía eólica y solar para capturar CO2 directamente de los océanos

Las empresas norteamericanas Captura Corp y AltaSea van a desarrollar una de las tecnologías más prometedoras para la lucha contra el cambio climático.

Se trata de la captura de carbono directamente del océano. Es como una especie de isla en alta mar frente a Los Ángeles donde podrán capturar hasta 100 toneladas de CO2 al año con esta tecnología.

La tecnología DOC de Captura aprovecha la capacidad natural del océano como sumidero de carbono para eliminar el CO2 de la atmósfera. Impulsado por energía renovable, (paneles solares y turbinas eólicas offshore), el proceso utiliza tecnología de electrodiálisis patentada para capturar CO2 directamente del agua de mar y entregarlo como una corriente medible que puede secuestrarse o utilizarse de forma permanente. Cuando el agua de mar empobrecida en CO2 se devuelve al océano, tiene la capacidad de absorber la misma cantidad de CO2 del aire que se eliminó originalmente.

Al aprovechar el océano para eliminar el CO2 atmosférico, el enfoque es altamente escalable y rentable. El proceso de Captura también es único en el sentido de que no crea subproductos y no agrega nada al océano; simplemente elimina el CO2 que luego reemplaza la atmósfera.

Este sistema es una ampliación de 100 veces del primer piloto de la compañía que ha estado operando en Newport Beach, California desde agosto de 2022. El nuevo sistema ya ha estado operando con éxito de principio a fin en el laboratorio de la compañía en Pasadena y Captura planea trasladarlo a AltaSea en los próximos meses para comenzar las pruebas de campo en el océano.

Fuente: El Periódico de la Energía

BP apunta a granjas y materias primas a medida que la carrera de biocombustibles se acelera

BP está considerando comprar participaciones en productores de materias primas para biocombustibles e invertir directamente en empresas agrícolas para asegurar el suministro a medida que se acelera la carrera mundial por el combustible bajo en carbono, dijo un alto ejecutivo a Reuters.

 

Se espera que los combustibles hechos de aceite vegetal, aceite de cocina usado y grasa desempeñen un papel central en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para los sectores de camiones y aviación, donde las alternativas como las baterías y el hidrógeno siguen siendo difíciles de alcanzar.

 

Dado que la Unión Europea ha prohibido los biocombustibles producidos a partir de materias primas que pueden usarse como alimento, BP también está considerando invertir directamente en la producción de lo que se conoce como cultivos de cobertura que se siembran durante los períodos de barbecho entre dos ciclos de cultivos alimentarios sin comprometer la salud del suelo.

 

Fuente: REUTERS

Brasil evalúa llevar la mezcla de bioetanol a 30%

El Ministerio de Minas y Energía de Brasil está considerando aumentar la mezcla de etanol anhidro en la gasolina del 27% actual al 30%, lo que podría reducir las importaciones de gasolina y aumentar la seguridad energética del país. El ministro Alexandre Silveira anunció la creación de un grupo de trabajo para discutir el tema y aseguró que el aumento sería gradual y transparente, con previsibilidad y diálogo permanente para garantizar precios estables para el consumidor.

La propuesta también podría tener impactos en el mercado mundial del azúcar, ya que un aumento en la producción de biocombustibles podría reducir la oferta de materia prima para la producción de azúcar. Sin embargo, Silveira enfatizó que el aumento del contenido de etanol contribuiría a la transición energética del país y a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Brasil no es autosuficiente en la producción de gasolina y necesita importar volúmenes para satisfacer la demanda nacional. Por lo tanto, el aumento de la mezcla de etanol en la gasolina podría reducir la dependencia del país de las importaciones de combustibles fósiles y mejorar la seguridad energética.

En cuanto al futuro del combustible, Silveira anunció un proyecto de ley que abordaría preguntas sobre el Programa Combustible del Futuro. El objetivo del programa es valorizar la movilidad sostenible baja en carbono con el uso de etanol y estimular la producción de vehículos híbridos flex-fuel. También se buscará incentivar la producción de bioqueroseno de aviación y biometano.

En general, la propuesta de aumentar la mezcla de etanol en la gasolina puede tener implicaciones significativas para la industria del combustible en Brasil y puede ser un paso importante hacia una economía más sostenible y menos dependiente de los combustibles fósiles.

 

Fuente: Bioeconomía

Deutsche Bahn cambia a diésel renovable de Neste

Deutsche Bahn está ampliando significativamente su uso de diésel renovable mediante la compra de alrededor de 13.300 toneladas de diésel renovable producido por Neste.

El cambio de diésel fósil a diésel renovable Neste MY permitirá a Deutsche Bahn reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del funcionamiento de sus locomotoras y vagones de motor diésel hasta en un 90%.

En total, la cantidad comprada le ahorrará a Deutsche Bahn alrededor de 46 000 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2e) en comparación con el uso de diésel fósil.

Dutsche Bahn ya ha aprobado el diésel 100 % renovable tipo HVO para el uso en alrededor de 1.000 de sus vehículos, y su filial DB Cargo AG en toda su flota de 800 vehículos.

Neste MY Renewable Diesel es un combustible directo, adecuado para su uso en vehículos con motor diésel sin modificaciones en sus motores.

Fuente: Biofuels International

Boletines informativos

    Registra tus datos para recibir actualizaciones de nuestro boletín


    Ultimo Post