incio / contenidos

“En Colombia hace falta cultura ambiental” – Camilo Bernal [Invitado Especial - Boletín 212]

Fedebiocombustibles habló con el Director Técnico de Gesoltec, sobre los inicios de esta empresa que se ha posicionado a nivel nacional e internacional en la creación de tecnologías que permitan analizar las emisiones de material particulado y otros contaminantes, así como el más reciente proyecto que se llevó a cabo desde Fedebiocombustibles con la Universidad Nacional como interventora y Gesoltec como experto y analista del mismo.

 1. Cuéntenos sobre Gesoltec

Gesoltec significa Gestiones y Soluciones Tecnológicas, somos una compañía con 13 años de experiencia. Hoy en día somos un laboratorio de 7 años y estamos acreditados por el IDEAM como laboratorio de fuentes móviles, somos líderes en suministro de equipos tanto de monitoreo de aire y ruido, como de variables de salud ocupacional y de dosis de partículas para las personas. Estamos capacitados en fábricas y representamos equipos de monitoreo de Francia, Finlandia, Suiza, Alemania, Italia. Continuamente nos entrenamos en todo lo correspondiente a técnicas de medición de las partículas, gases y tecnologías medioambientales para lograr suplir con eso a Colombia y ahora con Latinoamérica.

Tenemos el mayor reconocimiento en Bogotá en los programas de autorregulación ambiental, en donde autorregulamos más de 70 empresas de transporte, monitoreando cada tres meses y así garantizar que mantengan su excepción de pico y placa ambiental de vehículos SITP, Alimentadores y Troncales de Transmilenio junto con algunas empresas de Transporte de Carga en Bogotá.

2. Camilo, cuéntenos un poco sobre su área del conocimiento

Estoy enfocado en la parte técnica y a partir de la creación de un software para los analizadores de gases y opacímetros en el año 2012, para suplir una licitación que ganamos y que consistía en desarrollar el primer software homologable ante la Secretaría Distrital de Ambiente. Junto con ese proyecto, Transmilenio nos contrató para suministrar opacímetros para todos los patios de la empresa y también para asesorarlos en cómo debería ser este software.

Eso me permitió desarrollar software para sensores de monitoreo ambiental y convertirme en un experto técnico en instrumentación ambiental en el área de aire, agua, ruido, salud ocupacional y, asimismo, en crear empresa con el manejo de grupos de trabajo; soy docente para diplomados enfocados a profesionales en autoridades ambientales de aire y ruido; así como garantizar que esta experticia sea entrenada y siempre soportada en las fábricas y en la técnica que hemos tenido en cuenta para el desarrollo de equipos ambientales.

3. Desde su experiencia ¿Qué tipo de problemática ha generado mayor impacto negativo en la calidad del aire a nivel nacional?

Hemos observado que, al crearse normas no solo en Colombia sino a nivel mundial, es que las personas se especializan en el fraude y, por ende, el mayor negativismo a nivel ambiental es que las personas se vuelven expertas en modificar el sistema de inyección o en esconder el mal mantenimiento de los vehículos o el desgaste de piezas.

Ante esto, descubrimos que lamentablemente los vehículos que entran a operar en la región, son vehículos que no pasan en EEUU ni en Europa, pero al no haber en Colombia un laboratorio de homologación de emisiones vehiculares, pues fácilmente entran y lograr cruzar la barrera de la ilegalidad de emisiones.

La mayor problemática consiste en la falta de educación y cultura ambiental; esto lo vemos reflejado en el momento en que se lleva el vehículo al mecánico pero no para que le haga el debido mantenimiento, sino para que manipule los sistemas de inyección y de consumo de combustible y, al día siguiente en que presenta las pruebas, pase fácilmente.

Cuando conocimos la manera cómo EEUU y Europa en donde los vehículos se medían de forma dinámica para conocer resultados reales de disminución de emisiones y uso de combustible del vehículo. En Colombia únicamente se analizaba el vehículo de manera estática, pero cuando entramos a evaluarlo en tiempo real, en donde se le exige mayor esfuerzo al vehículo o mayor consumo de combustible al motor, encontramos nube gris o negra expulsada a través del exosto; que se traduce en mayor contaminación y afectación a la salud de las personas.

La misión y la visión de Gesoltec siempre ha sido velar porque respiremos una calidad del aire óptima y que reduzcamos las emisiones contaminantes.

4. ¿Qué proyectos de carácter ambiental han desarrollado para mejorar la calidad del aire en Colombia? ¿Qué han encontrado en estos estudios?

Hemos tenido numerosos proyectos significativos. Varios de ellos han sido con base en aceleración a las normativas que pudiesen emitirse en un futuro y que podrían bloquear la operación de ciertas empresas.

El proyecto de Coca Cola Company en Colombia consistía en efectuar la línea base y lograr desarrollar un ciclo que demostrara que los 60 filtros de partículas que ellos adquirieron (este proyecto se desarrolló hacer seis años y ahora lo conocemos como EURO VI) se utilizaran en vehículos EURO III y convertirlos parcialmente en EURO VI; lográndolo a través de la instalación de los filtros a nivel nacional: 14 en Bogotá, 10 en Medellín, 10 en Cali, 10 en Barranquilla, 5 en Cartagena y 5 en Bucaramanga.

¿Por qué fue viable ese proyecto en Coca Cola?

Al evaluar las prácticas de mantenimiento de Coca Cola, encontramos que era óptima; pues Coca Cola quería tener la primera flota verde de América Latina. Este proyecto no mediría únicamente la opacidad de humos ni los gases en condiciones estáticas, sino que lo lleváramos a un contexto internacional con nuestros equipos y con análisis en condiciones dinámicas.
Al instalar estos filtros nos dimos cuenta que redujimos un 99.7% de emisiones de material particulado en todos y cada uno de los vehículos distribuidos a nivel nacional.

Tuvo una inversión de 1 millón de dólares pero Coca Cola no continuó con el proyecto porque, aunque las empresas estaban dispuestas a efectuar este tipo de iniciativas, no se emitieron normativas que les obligara a continuar. Una cosa es tener los filtros y otra es mantenerlos.

5. Durante el año 2019 Gesoltec participó en el estudio de Medición en Buses de Transmilenio EURO II y EURO V usando B10 y B50 enfocado en la reducción de emisiones de material particulado en Bogotá. Cuéntenos cómo fue ese proceso.

La Universidad Nacional sería la Interventora de este proyecto; ellos son quienes recomiendan a Gesoltec como laboratorio, para que fuésemos los encargados de realizar las pruebas dinámicas con Transmilenio.

Garantizamos que los vehículos tuviesen un mantenimiento óptimo junto con los registros que así lo demostraran, de manera que esto nos permitiera obtener un proceso y unos resultados completamente transparentes para este proyecto en específico.

Se tomaron como referentes: un vehículo EURO II - modelo 2006 con 1’166.000 km- que tuviese mezcla de biodiesel al 10% (mezcla que actualmente se emplea a nivel nacional) y un vehículo EURO V – con 86.000 km y un año de operación- usando mezcla de biodiesel al 50%, que pertenecían a la empresa Connexión Móvil.

Generamos puntos de control durante las pruebas, ya que temas como: ejes, partes del motor o sistemas de refrigeración que no estén en buenas condiciones, influye en los resultados de todo el proyecto. Por lo tanto, preparamos un sistema de pruebas muy robusto, en el sentido en que efectuábamos cada monitoreo en el momento en que se cambiaba el aceite de los vehículos y después de haber cumplido 18.000 km. Esto garantizaba la homogeneidad de los resultados y que todo el proyecta arrojara los resultados correspondientes.

En cada vehículo simulamos una ocupación del 75% con bultos de arena. Segmentamos las pruebas haciendo trece paradas en trece estaciones, desde el Patio de la Calle 80 hasta el Patio de Suba, con el objetivo de analizar que el ciclo de operación tuviese contemplado: el arranque del vehículo con 200 pasajeros al interior del mismo, la velocidad real a través de los sistemas de comunicación, mayor esfuerzo del vehículo en la inclinación de la Estación 21 Ángeles de la Troncal de Suba, que permitiera el estudio de emisiones de material particulado, CO2, NOx, CO e Hidrocarburos.


6. ¿Cuáles fueron los resultados más significativos encontrados en el estudio, que aportarían en gran medida a la mejora de la calidad del aire del país con el uso de Biocombustibles?

Sin duda el uso de mezclas al B50, comparando con el B10 como línea base, nos sorprendieron los resultados drásticos en reducción de emisiones de material particulado de un 66% para el vehículo Euro V. Es muy interesante para el caso de Bogotá, porque se evidenciaría una mejoría en calidad del aire si este tipo de flotas usara en su totalidad este tipo de mezclas.

Por lo general, al estar junto a un vehículo que emite humo negro se irritan los ojos y es incómodo para respirar (teniendo en cuenta las afectaciones a la salud). En este proyecto sí observamos que el olor del combustible mezclado con el biocombustible era casi imperceptible y no irritaba los ojos.

Siendo realistas, no todo el mundo tiene hoy en día para comprar vehículos nuevos y, pero sí se podría mirar muy bien para el caso de los vehículos viejos la manera de emplear este tipo de biocombustibles junto con un buen mantenimiento, para que la reducción de emisiones sea significativa, mientras se renueva la flota.

La reducción de la huella ecológica es que es completamente renovable y viable para el uso de biocombustibles en vehículos como los de Transmilenio.

7. Por último, ¿algún mensaje que Gesoltec quiera compartir con nuestros lectores?

Creo que este es un momento clave para continuar realizando estudios de este tipo, pues si bien hay evidencias de que el Covid19 se adhiere a micro partículas relacionadas con la contaminación de los vehículos, es indispensable no desfallecer en proyectos encaminados en la reducción de emisiones contaminantes y en el fortalecimiento del uso de alternativas medioambientales que permitan proteger la salud de los colombianos.

Fuente : Fedebiocombustibles 26/11/2020

Compartir en:




Idioma:

Indicadores



Biodiésel Vigencia:
De: 10/11/2020 A: -
Resolución:
40337 del 9 de Noviembre de 2020
  • Precio galón: $13.242,08
  • Precio litro: $
Etanol Vigencia:
De: 10/11/2020 A: -
Resolución:
40337 del 9 de Noviembre de 2020
  • Precio galón: $8.250
  • Precio litro: $

Sitios de Interés



Últimos Tweets

Carrera 7 # 32-33
Oficina: 801-802
Bogotá D.C.
Colombia - Suramérica
PBX: (+57 1) 288 1856
        (+57 1) 342 2885 | (+57 1) 342 1552
E-mail:
colombia@fedebiocombustibles.com
© 2021 Fedebiocombustibles.com | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DISEÑO Y DESARROLLO: RHISS.NET