incio / contenidos

Biocombustibles Hoy No. 192

Boletín informativo No. 192 Miércoles 28 de Noviembre de 2018

 How to read this newsletter in your language? Please click here  ||  Descargue aquí el Boletín en PDF


Boletín N° 192 - Noviembre 28 de 2018

Contaminación del aire: un asesino anda suelto

La contaminación del aire en Bogotá, la segunda ciudad más contaminada de Colombia, vista desde el cerro de Guadalupe
Foto: Abel Cárdenas - EL TIEMPO

Cada año, siete millones de personas en el mundo mueren por la contaminación del aire; eso es como si toda la población de Bogotá falleciera cada doce meses por estar expuesta no solo al smog generado por las industrias y el transporte, sino por el humo que dentro de sus hogares se produce al cocinar con combustibles de biomasa y carbón. Ni siquiera el sida, la tuberculosis y la malaria juntas causan tantas muertes como el aire sucio.

Seguramente usted es consciente de la problemática pero no alcanza a dimensionar los efectos. Se levanta un día, abre la ventana y una nata espesa envuelve el cielo, tan espesa que ni siquiera le permite ver el paisaje a lo lejos. Sale de su casa, espera el autobús y una nube oscura de humo, proveniente de un viejo tubo de escape, se dirige a usted y lo envuelve todo hasta causarle tos e irritarle los ojos. No solo le queda la incomodidad de haber sido devorado por un monstruo negro, sino una posible afectación a su salud que puede ir desde neumonía, asma y accidentes cerebrovasculares, hasta cáncer de pulmónEn Colombia este problema genera más de 8.000 muertes al año y cerca de 68 millones de síntomas y enfermedades asociadas.

Lo que usted inhala todos los días es una mezcla bastante compleja de partículas líquidas y sólidas, de sustancias orgánicas e inorgánicas que varían de tamaño, forma y composición. Hay algunos gases suspendidos en el aire (como el monóxido de carbono, el dióxido de azufre y el ozono) y otras partículas conocidas técnicamente como PM 10 y PM 2,5, éstas últimas altamente nocivas dado que son cien veces más delgadas que un cabello humano, por lo que pueden penetrar fácilmente el aparato respiratorio e incluso llegar hasta el torrente sanguíneo y la placenta. En el país, aproximadamente un 80 por ciento de la contaminación del aire proviene de fuentes móviles (camiones, volquetas, motos, buses y taxis) y el 20 por ciento restante de fuentes fijas (chimeneas, industrias, quemas, minería).

Para intentar explicar la problemática de una manera más pintoresca, el instituto Berkeley Earth y la Organización Mundial de la Salud (OMS) analizaron datos de más de 3.000 ciudades para calcular cuántos cigarrillos podría estar fumando la gente dependiendo del lugar en el que vive. En Shenyang (China) una persona inhala, en promedio, tanto material particulado 2,5 como fumarse 63 cigarrillos al día, en Pekín (China) y Nueva Delhi (India) son 25 cigarrillos aunque en el peor de los días puede llegar hasta 44, en México D.F. son 6,5 y en París (Francia) son 6. El aire que aspiran nueve de cada diez personas en el planeta está contaminado, y los niños y las mujeres son los más afectados.

Fuente: Tomado del artículo de Tatiana Pardo Ibarra – El Tiempo. 



  

Buena mezcla

Foto: Revista Semana.

De la caña de azúcar y la palma africana provienen dos insumos fundamentales para la producción del alcohol carburante (o bioetanol) y el biodiesel, dos biocombustibles amigables con el medioambiente. Estos se mezclan con las tradicionales fuentes fósiles para contribuir al abastecimiento energético del país y a mejorar la calidad del aire que respiramos.

En el mundo, los biocombustibles han ganado un terreno muy importante. En Colombia, su uso repuntó apenas en los últimos años, con el incremento gradual del porcentaje de la mezcla de etanol con gasolina, y biodiésel con ACPM. Al comienzo esta era del 8 por ciento, pero a partir de 2015 subió al 10 por ciento; aún así sigue siendo baja sí se compara con otros países del continente.

En Brasil, por ejemplo, la mezcla de bioetanol es del 25 por ciento y en Estados Unidos ya se autorizó el 15 por ciento, aunque “es muy común encontrar estaciones de servicio donde el usuario puede comprar gasolina hasta con un 85 por ciento de alcohol carburante y con el ciento por ciento de biodiésel", explica la Federación Nacional de Biocombustibles (Fedebiocombustibles). Hay que señalar las diferencias, mientras nuestro país tiene una capacidad instalada de unos 12.000 barriles diarios de bioetanol. Brasil supera los 525.000 y Estados Unidos llega a 1 millón de barriles diarios.

Se ha demostrado que el etanol producido a partir de la caña de azúcar reduce 71 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero. Por eso, incrementar el porcentaje de mezcla sería el escenario ideal.

Para elevar la mezcla habría que establecer si el país tiene una buena capacidad de producción y puede garantizar que se cumplan los estándares de calidad en el almacenamiento y la distribución. Además habría que determinar si la Nación estaría preparada para aumentarla. De acuerdo con Fedebiocombustibles, si se lo propone, Colombia podría llegar al 20 por ciento en esta mezcla.

Azúcar amargo
Hace una década los seis grandes ingenios azucareros del país (Riopaila, Incauca, Providencia, Manuelita, Mayagüez y Risaralda) construyeron destilerías para la producción de bioetanol a base de caña de azúcar, que hoy atiende la demanda interna. En 2017, se sumó a esta oferta la entrada en operación de El Alcaraván, la planta más grande del país, ubicada en Puerto López, Meta, la cual está a cargo de Bioenergy, filial de Ecopetrol.

De acuerdo con Fedebiocombustibles, la capacidad de producción total de estas siete destilerías de bioetanol y de las 12 plantas productoras de biodiesel que tiene el país, es de 30.000 barriles diarios. Una evidencia de que la capacidad instalada ha mejorado significativamente en los últimos años.

"La producción de biocombustibles es estratégica para el país, porque genera empleo formal, beneficia al medioambiente, permite reducir su dependencia y mantener las reservas de fuentes energéticas no renovables, como la gasolina u otros combustibles fósiles derivados del petróleo", manifestó Juan Carlos Mira, presidente de la Asociación de cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia (Asocaña).

En 2014, se autorizaron las importaciones de alcohol carburante, siempre y cuando la oferta nacional no cubriera la demanda. Sin embargo, en 2017 se habilitó la entrada libre del producto, una medida que el ministerio defiende, bajo el argumento de que con las importaciones se "ha logrado mantener la mezcla en situaciones coyunturales de desabastecimiento".

Pero los productores no opinan lo mismo. Bioenergy, por su parte, atribuye el fuerte descenso del precio interno del alcohol carburante a la dura competencia: el ingreso del etanol de maíz proveniente de Estados Unidos, que no solo se produce con menos dinero, sino que es subsidiado.

Según los cálculos del presidente de Asocaña, en un año y medio, las importaciones de etanol han desplazado una tercera parte de la producción nacional y amenazan con poner fin a la producción de bioetanol en Colombia.

Como lo indica un informe este gremio, mientras en 2015 el país importó cerca de 2 millones de litros, en 2017 la cifra ya llegaba a los 71 millones y, lo más grave, en lo corrido de este año, hasta julio, superaba los 124 millones de litros. Por su parte la producción nacional de alcohol carburante a base de caña de azúcar está cayendo.

En 2015 se produjeron 456 millones de litros y en 2017, unos 367 millones.

Fuente: Adaptado de Revista Semana.


Récord de concentración de Gases Efecto Invernadero en 2017

Fuente: OMM, AFP.


 

Santa Fe [Argentina] utilizará biodiesel puro en el transporte público de toda la provincia

En Rosario, desde julio funcionan 365 ómnibus urbanos con B25 – una mezcla de combustible compuesta por 25% de biodiesel y 75% de gasoil convencional, y otras dos unidades con B100. Foto: www.clarin.com

La secretaria de Estado de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, anunció que todo el transporte público de la provincia funcionará con B100 (biodiesel puro) a partir del próximo año. La medida fue comunicada por la funcionaria durante la “Conferencia de Biodiesel - Actualidad y Perspectivas” organizada en forma conjunta por la Asociación Argentina de Biocombustibles e hidrógeno, la firma Evonik y la Fundación Saber Cómo, llevada a cabo el pasado miércoles 7 de noviembre en la sede de la UIA en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En Rosario, desde julio funcionan 365 ómnibus urbanos con B25 – una mezcla de combustible compuesta por 25% de biodiesel y 75% de gasoil convencional, y otras dos unidades con B100. La “Experiencia BioBus”, tal como fue bautizada por el gobierno santafecino tenía como objetivo demostrar que el uso de mayores mezclas de biodiesel es factible. “Los resultados han sido totalmente satisfactorios”, declaró previamente el ingeniero Alberto Garibaldi, titular de la consultora ALG, a cargo de evaluar la marcha del programa.

Además de los económicos, el uso de B100 trae aparejado otros cuantos beneficios adicionales. En lo ambiental, cada tonelada de biodiesel permite ahorrar 8,5 toneladas de dióxido de carbono equivalente, una reducción de más del 70% respecto al gasoil fósil, y reduce casi a cero las emisiones de material particulado, algo muy importante en las grandes ciudades.

Según Geese, Santa Fe consume 75 millones de litros de combustible diesel, que irán migrando hacia biodiesel a partir de enero próximo. “Vamos a formar una mesa donde invitaremos a los productores de biodiesel y las empresas de transporte público de la provincia para ir armando el mercado”, anunció.

Esta cifra representa el 10% del consumo de combustible en el transporte público. Geese espera que en los próximos meses más provincias se sumen a la iniciativa, así como también privados. “Desde el estado provincial ya apostamos al biodiesel, esperamos que los privados también nos acompañen. Los beneficios son muy grandes”, destacó la secretaria.

Fuente: www.clarin.com - Emiliano Huergo.


Si desea recibir este boletín, escríbanos al correo: 
colombia@fedebiocombustibles.com

 

Fuente : Fedebiocombustibles 28/11/2018

Compartir en:




Idioma:

Indicadores



Biodiésel Vigencia:
De: 10/11/2018 A: Actualmente
Resolución:
41141 del 09 de Noviembre de 2018
  • Precio galón: $9.532,46
  • Precio litro: $2.518,48 (0,82 USD)
Etanol Vigencia:
De: 11/11/2018 A: Actualmente
Resolución:
41141 del 09 de Noviembre de 2018
  • Precio galón: $7.228,15
  • Precio litro: $1.909,68 (USD 0,62)

Sitios de Interés



Últimos Tweets

Carrera 7 # 32-33
Oficina: 801-802
Bogotá D.C.
Colombia - Suramérica
PBX: (+57 1) 245 4816 | (+57 1) 288 1856
        (+57 1) 342 2885 | (+57 1) 342 1552
E-mail:
colombia@fedebiocombustibles.com
© 2018 Fedebiocombustibles.com | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DISEÑO Y DESARROLLO: RHISS.NET