incio / contenidos

Biocombustibles Hoy No. 186

Boletín informativo No. 186 Miércoles 18 de Julio de 2018

How to read this newsletter in your language? Please click here  ||  Descargue aquí el Boletín en PDF


Boletín N° 186 - Julio 18 de 2018

Colombia un país de biomasas pero sin Políticas Públicas

Foto: https://energialimpiaparatodos.com

De acuerdo al Atlas del Potencial Energético de la UPME, IDEAM, Universidad Industrial de Santander y Colciencias, Colombia es un país que tiene un alto potencial para el aprovechamiento de la biomasa residual y en general de todas sus biomasas.

La producción de biocombustibles, no es otra cosa que el aprovechamiento de la energía solar almacenada en la biomasa de los cultivos de palma de aceite y caña de azúcar, es decir, una fuente renovable y sostenible de energía para el sector transporte en Colombia que tiene el potencial, como mínimo, para duplicarse respecto de lo que hay en la actualidad.

Sin embargo y a pesar de estas evidencias, el pasado 10 de julio el Consejo Nacional de Política Económica y Social de la República de Colombia, firmó el CONPES 3934 “Política de Crecimiento Verde” en el cual brillan por su ausencia los biocombustibles, es decir, que para el CONPES, el aprovechamiento de la mayor potencialidad que tiene el país, biomasa y biocombustibles, no parecieran ser relevantes en la Política de Crecimiento Verde de la nación.

Por otro lado, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) divulgó en febrero del 2018 los resultados de las políticas de calidad del aire del país, concluyendo que el 70% de las emisiones están asociadas a las fuentes móviles y que de acuerdo con la metodología “el valor estadístico de una vida” la contaminación atmosférica tuvo un costo de 12,3 billones de pesos o el 1,5% del PIB en el 2015.

De igual manera, el DNP adelantó la evaluación de la Política Pública de los Biocombustibles en Colombia, encontrando que en el escenario base, los biocombustibles tienen una relación beneficio/costo altamente positiva que, en el caso del biodiesel, supera la relación 3,3 y en el del bioetanol 1,8.

En este mismo sentido, la Universidad de Antioquia, realizó el estudio denominado “CAMBIO” que consistió en determinar el potencial de reducción de emisiones del biodiesel en mezclas con diesel operando en motores Euro 3 y Euro 4, con resultados contundentes: El uso de biodiesel mantuvo la eficiencia térmica del motor, disminuyó la opacidad de los humos y las emisiones de material particulado en 80% y 40% respectivamente. De igual manera, se redujeron significativamente las emisiones de hidrocarburos no quemados y no se incrementaron las emisiones de óxidos de nitrógeno.

En la actualidad el Gobierno Nacional se encuentra estructurando el CONPES de calidad del aire, un documento que tiene como objetivo establecer las políticas de Estado que contribuyan a mejorar la atmósfera que los colombianos respiramos. Esperamos que en esta ocasión, tanto el DNP como los diferentes ministerios, no le den la espalda a los recursos naturales y las potencialidades del país e incluyan las energías renovables obtenidas a partir de biomasas como los biocombustibles, dentro de los lineamientos estratégicos de este nuevo documento de política pública.

Fuente: Fedebiocombustibles.


  

Colombia ratifica Acuerdo de París frente al cambio climático

María Emma Mejía, embajadora ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), depositó el instrumento con el que Colombia ratificó el Acuerdo de París. Foto: www.larepublica.co

“Colombia reafirma el compromiso por el cual se aportan soluciones al fenómeno del cambio climático y finaliza un proceso que llevaba varios años”, explicó Mariana Rojas, directora de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente.

Según Rojas, el Acuerdo de París es un instrumento universal que cuenta con un compromiso jurídico que vincula a todas las partes.

Este compromiso fue adoptado el 12 de diciembre de 2015 en la 21º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21) y busca fortalecer a los países ante la amenaza que representa el cambio climático.

Colombia no solo ha desempeñado un papel importante en su negociación como parte de la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe (Ailac), sino que el país trabaja para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en un 20% a 2030 y avanzar en la implementación de acciones de adaptación al cambio climático.

Para cumplir estos objetivos se realizó el decreto del Sistema, el cual crea el Sistema Nacional de Cambio Climático (SISCLIMA), donde se coordina la toma de decisiones en materia de mitigación y adaptación, también está la Política Nacional de Cambio Climático y recientemente se aprobó en el Congreso de la República la Ley de Cambio Climático.

El Acuerdo de París fue avalado de forma unánime por el Congreso de la República, y la Corte Constitucional declaró exequible la ley que ratifica su acuerdo, ahora el país se suma al grupo de 178 naciones que han ratificado este instrumento climático.

Fuente: Heidy Monterrosa - www.larepublica.co


Conozca los corredores férreos colombianos y sus cifras

Datos: Agencia Nacional de Infraestructura – ANI / Gráfica: Fedebiocombustibles.


 

Bogotá, ciudad escogida para gestionar emisiones del transporte de carga

Foto: Archivo El Espectador.

Entre el 19 y el 22 de junio se llevó a cabo en Montreal, Canadá, el Congreso Mundial ICLEI 2018, que reúne a representantes de gobiernos de todo el mundo para establecer un plan de globalización de la sustentabilidad. Durante el encuentro se anunciaron cinco ciudades de Latinoamérica para que sean apoyadas por el proyecto internacional EcoLogistics: Transporte de Carga Bajo en Carbono para Ciudades Sustentables, que busca apoyar el desarrollo de soluciones sustentables para el transporte de carga urbana. Por Colombia, las ciudades seleccionadas fueron Bogotá, Manizales y Medellín y su área metropolitana. Las otras dos ciudades son argentinas: Rosario y Santa Fe.

De acuerdo con cifras del ICLEI (Local Governments for Sustainability), el transporte de carga urbano, que incluye desde camiones comerciales hasta camiones recolectores de basura, representa hasta el 25% del total de vehículos de las ciudades. Esto significa que estos vehículos ocupan aproximadamente un 40% del espacio vial motorizado, contribuyendo hasta con el 40% de las emisiones de dióxido de carbono.

En Bogotá, según la Secretaría de Movilidad, el transporte urbano de carga es un 5% del total del parque automotor de la ciudad, pero contribuyen con hasta el 43% de las emisiones de material particulado PM10, que son partículas menores o iguales a 10 micras presentes en el aire. Por este motivo, el Distrito considera necesario que la logística urbana sea incluida en sus políticas para reducir sus emisiones contaminantes y mitigar otras externalidades de esta operación.

El proyecto del ICLEI para las ciudades colombianas y argentinas tendrá vigencia hasta 2021, periodo en el que recibirán apoyo técnico y metodológico con el que se puedan realizar diagnósticos actualizados sobre el transporte urbano de carga. La idea de la iniciativa es que cada ciudad pueda desarrollar herramientas de monitoreo de emisiones de este tipo de transporte, para que al finalizar el proyecto las ciudades tengan un sustento para elaborar políticas públicas respecto al transporte pesado.

Además de Argentina y Colombia, en el proyecto está involucrado el gobierno de India, y lo que se busca, además de beneficiar la gestión del transporte de carga en las ciudades escogidas, es tener soluciones para impactar en el medio ambiente a corto, mediano y a largo plazo. El ICLEI puso sus ojos en ciudades latinoamericanas, pues las considera de gran relevancia dado que tienen unas de las mayores tasas de urbanización y crecimiento de regiones metropolitanas en los últimos diez años.

Para las autoridades en materia de movilidad en Bogotá, la iniciativa se presenta como una oportunidad de aumentar la eficiencia del transporte, contando con la experiencia internacional. Ricardo Sampaio, coordinador de logística urbana de la Secretaría de Movilidad, indicó que “para Bogotá, es esencial desarrollar acciones colectivas que mejoren las condiciones de movilidad y aumenten la eficiencia logística, involucrando la participación de actores privados y públicos trabajando conjuntamente”.

A su turno, Pablo Maturana, subdirector de cooperación y convenios del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, asegura que el proyecto les permitirá desarrollar buenas prácticas e identificar cómo pueden aplicar las directrices internacionales sobre transporte de carga urbana. “Nuestra participación en este proyecto permitirá, en primer lugar, colocar al centro del tema la cuestión de la salud; en segundo lugar, el tema de la calidad del aire, eje central de nuestro plano integral PIGECA; y en tercer lugar, las maneras de movilizar el tema de transporte de carga en nuestro territorio”, concluyó Maturana.

Fuente: Adaptado de www.elespectador.com


Si desea recibir este boletín, escríbanos al correo: 
colombia@fedebiocombustibles.com

 

Fuente : Fedebiocombustibles 18/07/2018

Compartir en:




Idioma:

Indicadores



Biodiésel Vigencia:
De: 10/11/2018 A: Actualmente
Resolución:
41141 del 09 de Noviembre de 2018
  • Precio galón: $9.532,46
  • Precio litro: $2.518,48 (0,82 USD)
Etanol Vigencia:
De: 11/11/2018 A: Actualmente
Resolución:
41141 del 09 de Noviembre de 2018
  • Precio galón: $7.228,15
  • Precio litro: $1.909,68 (USD 0,62)

Sitios de Interés



Últimos Tweets

Carrera 7 # 32-33
Oficina: 801-802
Bogotá D.C.
Colombia - Suramérica
PBX: (+57 1) 245 4816 | (+57 1) 288 1856
        (+57 1) 342 2885 | (+57 1) 342 1552
E-mail:
colombia@fedebiocombustibles.com
© 2018 Fedebiocombustibles.com | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DISEÑO Y DESARROLLO: RHISS.NET