incio / contenidos

Etanol del país, acorralado por importaciones contaminantes

Envíos masivos subsidiados desde EE.UU. y escasa demanda por el nacional son algunas razones.

La espera de una resolución que establecerá el límite máximo de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para el etanol que se use en Colombia, tiene en jaque a las destilerías que producen el biocombustible a partir de la caña azucarera. Así lo revelaron Jorge Bendeck y Juan Carlos Mira, directores de Fedebiocombustibles y Asocaña, respectivamente.

Al parecer, la situación es tan alarmante que muchas de esas factorías tendrían que cesar labores porque su capacidad de almacenamiento está al tope, mientras que los distribuidores han mermado volúmenes de compra. Se tiene calculado que la capacidad es de 19,7 millones de litros y, además, demanda un proceso tecnificado para mantener la calidad y las características que exigen las normas.

La actitud del mercado favorece al etanol de maíz producido en los Estados Unidos, cuyas importaciones han crecido vertiginosamente y del cual, paradójicamente, varios estados de ese país (California, Oregón y Washington) impusieron límites al uso de su propio etanol de maíz.

Cabe destacar que en ese país la política ambiental (RFS2) de la Agencia de la Protección Ambiental (EPA) limita a 56.000 millones de litros el volumen de alcohol de maíz que puede consumirse, puesto que no tiene una reducción significativa de GEI.

Por esta razón, la producción excedente debe buscar destinos que no tengan exigencias ambientales.

Así las cosas, Colombia está consumiendo un etanol importado que no cumple los requerimientos ambientales, pues, mientras que el local reduce en 74 por ciento las emisiones de GEI, el indicador para el estadounidense es de 42 por ciento, certificado por la EPA.

“La demanda está baja, y nuestro etanol, con mucho menor huella de carbono, es menos apetecido”, dijo una fuente de una de las destilerías del país y que pidió reserva.

Para agravar la situación, a partir del primero de mayo pasado la importación de etanol dejó de estar regulada por el Ministerio de Minas y Energía, al derogar la resolución 90454 del 2014, que permitía importar solo la cantidad necesaria para cubrir un eventual déficit de producción nacional.

Según la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), al cierre de mayo de este año, las exportaciones de etanol de ese país a Colombia suman 27,54 millones de litros, es decir, un promedio de 5,18 millones de litros mensuales, algo más del 12 por ciento de la demanda nacional mensual.

Etanol guardado
En cuanto al mercado local, el gremio de la industria azucarera, Asocaña, informó que la demanda calculada para julio era de 42 millones de litros, de los cuales las destilerías colombianas abastecieron 32 millones, pero produjeron 36 millones. Por esto tuvieron que guardar en sus inventarios 4,1 millones de litros, que se sumaron a los 18,5 millones ya existentes a comienzos de ese mes.

Julio, entonces, cerró con un total de 22,6 millones de litros de etanol ‘embodegados’, cifra que corresponde al volumen de cierre de mes más alto en la historia de esta agroindustria.

La expectativa para agosto es un presupuesto de producción de las destilerías colombianas de 40 millones de litros, pero, hasta el momento, los clientes han expresado en su intención de compra solo 32 millones de litros, por lo que los 8 millones restantes (que no se pueden vender) irían a las bodegas de almacenamiento.

Por su parte, la demanda de agosto se calcula en 44 millones, razón por la cual se deduce que se importarán no menos de 12 millones de litros, el 27 por ciento del mercado.

Con este panorama, se estaría poniendo en riesgo el funcionamiento de las mismas plantas porque, ante tan baja demanda, no habrá capacidad de almacenamiento suficiente, cálculo basado en que cada productor debe tener la posibilidad de guardar hasta diez días de su producción. Se sabe de una que está trabajando a media marcha y de otra que ha guardado su producción.

Así, para evitar que el etanol colombiano quede expuesto a un producto barato y de bajos estándares ambientales, los expertos consultados por EL TIEMPO pidieron al Gobierno expedir dicha resolución, pues el etanol de caña tiene mayor eficiencia energética, menor huella de carbono y contribuye a alcanzar los compromisos internacionales asumidos por el país en materia ambiental, en la llamada COP21.

Por último, los subsidios a la producción de etanol en Estados Unidos entre el 2010 y el 2015, sumaron 50.000 millones de dólares.

Fuente : www.eltiempo.com

Compartir en:




Idioma:

Indicadores



Biodiésel Vigencia:
De: 01/09/2017 A: Actualmente
Resolución:
40882 del 31 de Agosto de 2017
  • Precio galón: $10.117,55
  • Precio litro: $2.673,06 (USD 0,89)
Etanol Vigencia:
De: 01/09/2017 A: Actualmente
Resolución:
40882 del 31 de Agosto de 2017
  • Precio galón: $8.659,01
  • Precio litro: $2.287,71 (USD 0,76)

Sitios de Interés



Últimos Tweets

Carrera 7 # 32-33
Oficina: 801-802
Bogotá D.C.
Colombia - Suramérica
PBX: (+57 1) 245 4816 | (+57 1) 288 1856
        (+57 1) 342 2885 | (+57 1) 342 1552
E-mail:
colombia@fedebiocombustibles.com
© 2017 Fedebiocombustibles.com | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DISEÑO Y DESARROLLO: RHISS.NET