incio / contenidos

Biocombustibles Hoy No. 157

Boletín informativo No. 157 Miércoles 12 de Octubre de 2016

How to read this newsletter in your language? Please click here  ||  Descargue aquí el Boletín en PDF


Boletín N° 157 - Octubre 12 de 2016

Los Biocombustibles en la coyuntura de bajos precios de energéticos altos en Carbono

Imagen: www.proyectosbajocarbono.com

En el escenario mundial existen hoy dos tendencias cruzadas, por una parte una política expresa de descarbonización de economías avanzadas, que propone incluso llevar a cero las emisiones de carbono de fuentes móviles en cortos periodos como 2020-2025 y, por otra parte, la tendencia a limitar el desarrollo de programas de energía alternativas y renovables por razones de costo. En un momento en que los precios del petróleo están particularmente bajos, la tentación de países emergentes o en vía de desarrollo de sacrificar o al menos de ralentizar drásticamente el desarrollo de energías alternativas es muy alta.

En países desarrollados hay mayor conciencia en los consumidores y en los gobiernos, sobre el costo relativo que se paga por contaminar menos hoy, para no tener que hacer inversiones inmensas para descontaminar o mitigar los daños de hoy y que se verán reflejados en el corto futuro, una cuenta que ya nuestros hijos deberán pagar.

Colombia, por supuesto, no es la excepción. Recientemente ha salido a consulta pública una propuesta de reglamentación de tarifas que haría inviable la producción de biocombustibles en el país por su enfoque desconoce el costo de las materias primas para la producción de biocombustibles, con los efectos ambientales y sociales que incorpora ese precio.

La propuesta contenida en la resolución 140 de 2016 haría inviable al sector y por tanto representa el inminente cierre de las plantas de producción pues produciría un desabastecimiento de biocombustibles de producción local al disminuir en más del 50% los precios, por debajo incluso del costo de la materia prima pero, además, ni siquiera podría abastecerse por importaciones, dado que tampoco sería rentable para los importadores o productores foráneos.

Aún si fuera posible importar biocombustibles, se estarían favoreciendo las políticas agrarias y metas ambientales de otros países pues los ahorros de Gases de Efecto Invernadero (GEI) se contabilizan en el lugar donde están las plantaciones que capturan el CO2. Con ello Colombia pierde esta importante herramienta que hoy significa un ahorro de 2,5 millones de toneladas de GEI. Ahorro que equivale a sembrar 190 millones de árboles en un año.

Se estaría poniendo en riesgo uno de los principales activos del país para atender los retos de posconflicto: el desarrollo del agro y el campo colombianos. La agroindustria de los biocombustibles con inversiones nacionales para producción de aceite de palma y de Biodiésel de alrededor de USD $3 mil millones, y para producción de caña de azúcar y Alcohol Carburante por cerca de USD $2 mil millones, para un total de más o menos $15 mil millones de pesos al cambio actual, ha generado 81 mil empleos directos e indirectos, justamente remunerados, con grupos familiares con acceso a seguridad social. En total 324 mil personas derivan su sustento de esta industria en todas las regiones del país.

Y por si esto fuera poco, se estaría atentando contra la seguridad energética pues, actualmente el país produce alrededor de 20 mil barriles diarios de biocombustibles. Al ponerle fin a esta agroindustria nacional, se afecta de manera importante la soberanía y diversificación de la canasta energética del país, incrementando las importaciones actuales de ACPM en un país que tiene reservas petrolíferas para menos de 6 años.

Son todas estas razones de peso para que, aprovechando el mecanismo de la consulta pública y la buena voluntad que ha manifestado el gobierno nacional para escuchar a los interesados en defender el ambiente y la producción sostenible de energías renovables, que llamamos a la opinión a pronunciarse y a comprometerse, como lo hacemos nosotros con un mejor aire para nuestras ciudades y un desarrollo armónico para el campo colombiano.

Fuente: Fedebiocombustibles.


  

Bioenergy expande la frontera agrícola en Colombia

Fotografía: Bioenergy

La siembra de caña de azúcar para la producción de etanol en la altillanura colombiana por parte de Bioenergy, además de representar un desafío agrícola, potencializó esta zona como un atractivo interesante para el desarrollo de la industria de los biocombustibles.

Más de dos millones de hectáreas de tierra están disponibles en la Orinoquía para la siembra de caña, lo que generaría a largo plazo una viabilidad económica que beneficie a la población de esta zona, bajo encadenamientos productivos diferentes a la ganadería, la agricultura y el petróleo.

Esta oportunidad de progreso, no sólo desde el ámbito industrial sino social, ha sido posible gracias a la innovación agrícola de Bioenergy, que logró convertir los suelos llaneros en tierras fértiles y productivas para el establecimiento de este cultivo con fines industriales.

Innovación tecnológica y medio ambiente
La tecnología implementada para la siembra y cosecha mecanizada de caña, (única en el país, con adopción de mejores prácticas agronómicas y sin impactos negativos en el ambiente), ha sido un éxito y actualmente 16.500 hectáreas rodean la planta “El Alcaraván”, en la vía Puerto López-Puerto Gaitán, del departamento del Meta.

Estas hectáreas, junto con otras cuatro mil aproximadamente, serán la materia prima para la producción de etanol una vez este gran complejo agroindustrial entre en funcionamiento a finales del 2016 y se convierta en la planta de mayor capacidad instalada del país.

Bajo la premisa del cuidado del medio ambiente, Bioenergy cuenta con un Laboratorio de Control Biológico en donde a través de un ciclo reproductivo produce las avispas Trichogramma y Cotesia Flavipes, que combaten las plagas que afectan a la caña de azúcar, como la Diatrea SP, comúnmente llamada barrenador.

En este proceso diariamente se liberan 270 mil avispas en campo, manteniendo así la sanidad de los cultivos, minimizando las aplicaciones de insecticidas y generando una producción sostenible.

Desarrollo del potencial humano
La base de esta gran innovación ha sido el desarrollo del talento humano de la región, en el que Bioenergy ha focalizado sus esfuerzos. La capacitación y formación de personal especializado en el manejo de las operaciones agrícolas e industriales ha dejado un activo invaluable. Actualmente el 93% de estos trabajadores pertenecen a la zona y han sido capacitados por la compañía.

La mano de obra local femenina ha sido reconocida y valorada. Mujeres madres cabeza de hogar lideran el Laboratorio de Control Biológico, además de las diez primeras mujeres tractoristas, quienes entraron a formar parte del grupo de operarios de maquinaria agrícola de Bioenergy.

El trabajo conjunto con el gobierno municipal y regional, y el apoyo de entidades gubernamentales ha permitido que Bioenergy se proyecte como el símbolo de la industria de Puerto López y orgullo del departamento del Meta, consolidándose como una fuente de prosperidad.

Bioenergy será un referente tecnológico para los próximos complejos agroindustriales de este tipo. Con una producción aproximada de 500.000 litros diarios, incrementará la mezcla de etanol con gasolina en el centro del país y aportará hasta el 38% del etanol que se produce en Colombia, lo que tiene un impacto en la calidad del aire que se respira, al disminuir en un 89% las emisiones a la atmósfera de gases efecto invernadero.

Adicional a esto, generará 35MV hora de energía, de los cuales 19MW hora serán entregados a la red eléctrica nacional y el restante será suficiente para abastecer su operación.

Además de incentivar el progreso industrial y económico, la compañía continúa implementando proyectos sostenibles que elevan la calidad de vida de la población de la zona de influencia del proyecto.


Precio de Alcohol Carburante (Etanol) 2015-2016

Fuente: Fedebiocombustibles.


 

Nuevos datos reafirman los beneficios de carbono del Biodiésel

 

Los combustibles hechos a partir biomasa presentan una enorme oportunidad para la transición hacia una matriz más sostenible de energía renovable. Este fue un tema clave de un taller de combustibles alternativos, ofrecido por el Departamento de Energía de EE.UU. en Macon, Georgia. El taller examinó la sostenibilidad de las materias primas como el aceite de soja, que pueden ser utilizados para fabricar biodiésel o combustible para aviones alternativa.

Wally Tyner, profesor de Economía Agrícola de la Universidad de Purdue, presentó los últimos resultados de su equipo de investigación en relación con los gases de efecto invernadero (GEI) de la producción de biodiesel a partir de soja. Esos resultados confirman que el aceite de soja ofrece muy buena reducción de carbono cuando se utiliza para desplazar a los combustibles fósiles.

"Aunque estos resultados son preliminares," dijo Tyner, "nuestro análisis más reciente sugiere que las emisiones de cambio de uso del suelo inducido podrían casi un 70% más bajas que las adoptadas por la Junta de Recursos del Aire de California (CARB) el año pasado."

Tyner y los expertos en Purdue están utilizando la última versión del modelo de Global Trade Analysis Project (GTAP) para aprovechar el trabajo previo realizado por CARB. Los cambios más significativos en resultados se han dado en la actualización de los datos subyacentes entre 2004 y 2011. Mucho ha cambiado en la agricultura y los biocombustibles entre 2004 y 2011, dijo Tyner. Las políticas de biocombustibles se han ampliado en gran medida durante ese período. El otro factor importante que refleja el aumento de las salidas totales por área a través de mejoras en el rendimiento y las prácticas tales como doble cultivo.

"Ahora tenemos muchos más datos", dijo Tyner. "Estamos mejor equipados para cuantificar el riesgo de cambio de uso del suelo mediante la observación de lo que realmente ha sucedido en el mundo real, y la calibración de nuestros modelos para hacer mejores predicciones sobre esa base".

"El consenso rara vez se logra cuando se trata de la teoría del cambio del uso de la tierra indirecto, pero una cosa está clara," dijo Don Scott, director de sostenibilidad de la National Biodiesel Board. "A medida que la exactitud y la fiabilidad de los modelos mejora, se observa una disminución constante de las estimaciones de cambio pronosticado uso de la tierra. Esto reafirma que el biodiésel reduce las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 50 por ciento, y sugiere que el beneficio real es mayor al 80 por ciento".

El biodiésel mucho tiempo ha sido defendido por el USDA y por el Departamento de Energía por las reducciones en las emisiones de carbono en casi un 80 por ciento en comparación con el petróleo. La EPA y CARB han ido más allá del análisis del ciclo de vida tradicional hasta cuantificar el potencial de expansión de la agricultura que podría ser inducido por las principales políticas de biocombustibles.

Ambas agencias reguladoras han realizado modelos económicos para cuantificar este efecto indirecto. Si bien, cada una confirma que el biodiésel reduce las emisiones en al menos un 50 por ciento, incluso después de añadir posibles emisiones indirectas, el interés se mantiene en el estudio de estos efectos con mayor certeza, dijo Scott.

"El anuncio de hoy se suma la confianza en los beneficios de GEI del biodiésel, al tiempo que mejora nuestra comprensión de cómo la agricultura puede responder a la creciente demanda", dijo.

Hecho, cada vez, de una más diversa mezcla de recursos tales como el aceite de soja, aceite de cocina reciclado, y las grasas animales, el biodiésel es un renovable, sustituto de combustión limpia del diésel que puede ser utilizado en motores existentes sin modificaciones. Este biocombustible avanzado es el bien que más se produce en la nación y que se encuentra comercialmente disponible. NBB es la asociación comercial de biodiésel EE.UU.

Fuente: http://nbb.org

Traducción: Fedebiocombustibles.


Si desea recibir este boletín, escríbanos al correo: 
colombia@fedebiocombustibles.com

 

Fuente : Fedebiocombustibles 12/10/2016

Compartir en:




Idioma:

Indicadores



Biodiésel Vigencia:
De: 01/01/2017 A: Actualmente
Resolución:
Resolución No. 41275 del 30 de diciembre de 2016
  • Precio galón: $11.072,00
  • Precio litro: $2.925,23
Etanol Vigencia:
De: 01/01/2017 A: Actualmente
Resolución:
Resolución No. 41275 del 30 de diciembre de 2016
  • Precio galón: $8.010,73
  • Precio litro: $2.116,44

Sitios de Interés



Últimos Tweets

Carrera 7 # 32-33
Oficina: 801-802
Bogotá D.C.
Colombia - Suramérica
PBX: (+57 1) 245 4816 | (+57 1) 288 1856
        (+57 1) 342 2885 | (+57 1) 342 1552
E-mail:
colombia@fedebiocombustibles.com
© 2017 Fedebiocombustibles.com | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DISEÑO Y DESARROLLO: RHISS.NET